BAJA LABORAL POR DEPRESIÓN

No hace mucho recibimos la visita a las oficinas de Logia Detectives en Sevilla a un cliente que nos realizó una consulta sobre un problema que se le presentaba a él mismo como empresario. Este cliente tenbajadepresionía en plantilla a un trabajador que se encontraba en situación de Incapacidad Laboral Transitoria (ILT) desde hace unos meses. El motivo por el que este trabajador se encontraba en Incapacidad Laboral Transitoria es que manifestaba padecer un cuadro clínico de depresión, y por ello debía tomar determinada medicación indicada para la recuperación de su estado de ánimo.

Sin embargo, nuestro cliente mostraba la sospecha de que su trabajador estaba fingiendo, ya que algunas personas conocidas le habían informado que el trabajador había sido visto en determinados lugares de ocio y recreo.

Durante la trayectoria profesional de los integrantes de la dirección de Logia Detectives en Sevilla, hemos atendido a clientes con esta problemática, y el principal escollo con el que nos hemos encontrado reside en cómo demostrar que un paciente diagnosticado con un cuadro clínico de ansiedad/depresión está fingiendo su enfermedad, ya que los facultativos recomiendan en estos casos mantener una situación pro activa, debiendo salir a pasear, relacionarse con personas, y no permanecer en su domicilio demasiados periodos de tiempo.

 

En estos casos desde Logia Detectives en Sevilla, se suele hacer una investigación para observar si el investigado sigue unas pautas de vida acordes con las prescritas con el médico para su recuperación.

Consultando la jurisprudencia relacionada con estos casos, nos permitimos mencionar la Sentencia SOCIAL Nº 115/2018, Juzgado de lo Social – Palma de Mallorca, Sección 2, Rec 846/2016 de 19 de Marzo de 2018 (https://www.iberley.es/jurisprudencia/sentencia-social-n-115-2018-jso-palma-mallorca-sec-2-rec-846-2016-19-03-2018-47818625?filtrar%5B0%5D=depresion&filtrar%5B1%5D=alcohol&voces%5B0%5D=Baja+m%C3%A9dica&year=2018&tipo_sentencia=&query=%28depresion+AND+alcohol%29&noIndex) , donde, a pesar de que el fallo del juez fue el de declarar improcedente el despido de la trabajadora en situación de ILT, podemos leer las palabras literales del perito psiquiatra Dr. Carlos María: ‘Tomando antidepresivos está totalmente contraindicado el consumo de alcohol con este tipo de medicamentos, aunque sean dos cervezas, porque el alcohol deprime el cerebro, agoniza los efectos de los antidepresivos, que no se puede mezclar medicamentos con consumo de alcohol, y que el paciente que toma estos medicamentos tiene que llevar una vida ordenada e incluso evitar el consumo de café porque activa el cerebro’.

Habitualmente a los enfermos por ansiedad o depresión se les receta una medicación que no es compatible con el consumo de bebidas alcohólicas, de manera que la ingesta de esta sustancia si bien no tendría por qué agravar la situación del paciente, sí que provocaría un retraso en su recuperación.

Sería tarea de los abogados defender que ese consumo de alcohol por parte del paciente, habiendo sido avisado por el facultativo de su incompatibilidad con la medicación prescrita, supone una actuación de mala fe con respecto a la empresa, que conlleva una intencionalidad por parte del trabajador y que, por lo tanto, un despido en estas circunstancias podría considerarse totalmente procedente.

Os dejamos otra sentencia donde el despido fue declarado procedente: TSJ de Murcia Sala de lo Social, sec. 1ª, S 18-12-2014, nº 1070/2014, rec. 635/2014

El trabajo del detective privado ha de centrarse en esos aspectos.

Si usted se encuentra en una situación similar no dude en contactar con Logia Detectives en Sevilla, y le aconsejaremos de la forma más personalizada posible.