CIBERADICCIÓN O ADICCIÓN A INTERNET

ADICCIÓN A INTERNET

computer-1106900__180

Chen Xinran es el nombre ficticio de una adolescente china de dieciséis años que ha sido noticia hace poco más de un mes, cuando el pasado 16 de septiembre se entregó a la policía de este país en la provincia de Heilongjiang, a quienes explicó que dejó morir a su madre de hambre.

Al parecer, ante la fuerte adicción de la joven a internet, sus padres decidieron internarla en un centro de rehabilitación de adicciones, situado en Shangdong, centro conocido por su dureza y parece ser que bastante polémico por sus métodos, criticados por antiguos internos por su brutalidad, métodos tales como descargas eléctricas, palizas, propios de un entrenamiento militar más que de un centro de tratamiento.

Como represalia a sus padres por este internamiento, la joven Chen ató a su madre en una silla y dejó de darle de comer, con lo que la progenitora al cabo de una semana se encontraba tan débil que su hija decidió llamar a una ambulancia, pero asustada huyó antes de que llegara. Más tarde, cuando conoce la muerte de su madre, la joven decide entregarse a la policía.

La chica confesó que, durante esa semana de cautiverio de su madre, le tomó fotos y videos que envió a su tía, pidiéndole dinero para la liberación de la mujer.

También se supo que el padre de la adolescente se encontraba en esos momentos ingresado después de haber sido apuñalado por su hija en otro incidente anterior. No se explica cómo es que aún no estaba detenida por este incidente.

Las autoridades chinas aseguran que van a investigar este y otros centros de tratamiento de adicciones por las numerosas denuncias de malos tratos contra ellos.

Esta terrible noticia es el extremo de un problema que está presente en nuestra sociedad y cada vez más: la adicción a internet.

La adicción es la necesidad que se genera en una persona de consumir sustancias o realizar actividades adictivas. El consumo provoca cierto bienestar en la persona, pero a la vez, crea una dependencia a nivel físico o psicológico de la sustancia o actividad. Asimismo, el consumo hace que el cuerpo o la mente vaya desarrollando una tolerancia a la sustancia o actividad, por lo que para conseguir el bienestar que proporciona el consumo, es necesario ir aumentando las dosis. Ante la ausencia de las sustancias o de las actividades adictivas se desarrolla el síndrome de abstinencia, popularmente conocido como “mono”, que es la respuesta del organismo a esa falta de la sustancia adictiva.

Entre las sustancias encontramos todo tipo de sustancias estupefacientes, entre las actividades nos encontramos con la ciberadicción, es decir, el abuso y uso patológico de las nuevas tecnologías, como internet, los videojuegos, los móviles, etc.

La adicción a internet aún no ha sido incluida en el DSM V, que edita la Asociación Americana de Psiquiatría y que es usado como referente para el diagnóstico de enfermedades mentales.

Los expertos consideran que no existe la adicción a internet, sino un uso excesivo, que la ciberadicción no es una patología en sí misma, sino más bien una vía de escape para aquellas personas que intentar huir o evadirse de otros problemas.

También encontramos a personas que piensan que, en general, en la sociedad existe una tecnofobia que, por otra parte, siempre ha existido ante nuevas tecnologías. Por ejemplo, en el siglo XIX, la gente pensaba que la velocidad de los trenes era mala para la salud. Yo personalmente, recuerdo en mi infancia haber visto un cortometraje de un señor que se volvía adicto a la televisión, de tal manera que abandonó su trabajo, sus relaciones sociales y familiares, e incluso llegó a morir en su casa porque dejó de alimentarse.

Con este ejemplo, volvemos al inicio de este post, con personas que tienen respuestas extremas a situaciones que la mayoría de las personas sabe cómo gestionar adecuadamente para no caer en la autodestrucción.

En Logia Detectives creemos que cuando se detecta un tipo de abuso de este tipo lo esencial es buscar la ayuda de profesionales, que pueden ayudarnos a salir del problema con las terapias adecuadas.

Pensamos que, como detectives en Sevilla y detectives en Madrid, podemos ayudar a detectar este tipo de comportamientos en adolescentes y niños, que cada vez acceden al mundo de las nuevas tecnologías a edades más tempranas.

freedom-1004363__180

Si, como padre, usted sospecha que su hijo/a menor de edad puede estar cayendo en una ciberadicción y quiere controlar el uso que éste/a hace de internet, redes sociales, etc., no dude en contactar con nosotros. Podemos ayudarle.

Logia Detectives Sevilla.

Logia Detectives Madrid.

18 de octubre de 2016