COMENTARIOS EN LAS REDES

COMENTARIOS EN LAS REDES

iconos-detectives-sevilla

Todo el mundo estará de acuerdo en el hecho de que, desde que irrumpieron las redes sociales en nuestras vidas, nos hemos entregado a ellas como si de una nueva religión se tratara.

Día a día, minuto a minuto, continuamente, billones y billones de hilos invisibles trazan una tupida telaraña, donde quedan atrapadas nuestras vidas, quedando conectados y todas nuestras experiencias se hacen eternas perdurando en el tiempo más allá de nuestra propia existencia.

Exponemos nuestras vidas con todo tipo de adornos para que otras personas las vean, como en los escaparates de las tiendas, y nos agrada que otros reconozcan esas pinceladas de existencia señalando sus pulgares hacia arriba. Como si fuéramos niños que buscan la aceptación por parte de sus grupos de iguales, presentamos nuestra mejor cara a los demás. Es el arte del postureo.

De entre todas esas personas, algunas, más diestras en estas artes del encandilamiento colectivo, se hacen llamar influencers, porque si además le damos a todo un tono angosajón, todo parece mucho mejor (siempre he mantenido que es mejor llamarse Dorothy que Dorotea). Influencers son los que día a día consiguen la gesta de obtener más personas que les siguen. Los influencers son líderes que guían al resto y, de alguna manera, moldean sus formas de pensar y actuar.

Desde el punto de vista comercial y empresarial, las redes sociales también son muy importantes y, en muchos casos, decisivas. ¿Quién no ha oído la frase de “si no estás en internet, no existes”? Tanto grandes como medianas o pequeñas empresas se han visto abocadas a crear no sólo páginas web para vender sus productos, sino también sus propias redes sociales, gestionadas incluso por departamentos específicos, creados exclusivamente con este cometido, en el caso de las grandes empresas, o gestionadas por el propio empresario en el caso de la microempresa o el empresario autónomo. Si damos una vuelta de tuerca más, encontramos las empresas que se dedican a gestionar las redes sociales de otras empresas, teniendo además sus propias redes sociales.

Si en otros tiempos la publicidad de los productos y servicios se hacía en medios como la prensa o la televisión, ahora la publicidad está en internet. Si antes las opiniones o recomendaciones acerca de la calidad o el servicio de un establecimiento o producto se hacían a través del “boca a boca” de conocidos, ahora tenemos los comentarios en las redes sociales, que pueden llegar a tener tal impacto que podrían sacar a flote a una empresa que estuviera un tanto decaída, o, por el contrario, hundir a otra que respiraba solvencia suficiente antes de los comentarios negativos.

En este sentido, los detectives en Sevilla podemos ayudar y mucho, pues la mayoría de las veces los empresarios conocen las carencias de sus negocios gracias a los comentarios de las redes sociales, cuando ya es demasiado tarde.

Muchos empresarios no pueden estar al pie del cañón de sus negocios y delegan en otras personas sus responsabilidades, es lo normal. Sin embargo, en incontables ocasiones, esas personas tampoco consiguen detectar los problemas que dan lugar a esos comentarios en redes sociales que se pueden extender como la Peste Negra para acabar con la buena reputación y clientela del establecimiento o empresa.

Logia Detectives, detectives en Sevilla, detectamos esas deficiencias de calidad antes de que sea demasiado tarde, para que nuestros clientes estén completamente seguros de ofrecer y cumplir los estándares de calidad que desean y se han marcado.

Desde un mistery shopping hasta la instalación de unas cámaras ocultas, los detectives en Sevilla, somos los únicos profesionales habilitados para utilizar estos medios y poder incluso presentar los informes emitidos con los resultados de los mismos como apoyo judicial en caso necesario.