CUSTODIA COMPARTIDA? DEPENDE…

family-76781__180

Bien es sabido que gran parte de los casos en los que los detectives en Sevilla trabajamos son relativos a la modificación de las medidas de custodia de menores.  La situación típica se da cuando, dada la separación o el divorcio de los cónyuges, los hijos quedan bajo la custodia de uno de los progenitores. En ese momento empiezan los litigios.

 De una parte, los detectives en Sevilla nos encontramos con que la parte que ha conseguido la custodia típicamente demanda a la otra parte por el no cumplimiento del régimen de visitas a los hijos impuesto por el juez o por el no cumplimiento del pago de pensiones alimenticias para el sustento de los hijos en común.

Por otro lado, el progenitor que no consiguió la custodia de los hijos demanda a la otra parte para modificar, normalmente reducir, las cantidades a pagar a los hijos en concepto de manutención. O puede que también demande a la otra parte precisamente para hacerse con la custodia de los hijos.

En todos estos casos son demandados los servicios de los detectives en Sevilla, para proporcionar las pruebas que la parte contratante necesita ante el tribunal.

Últimamente puede observarse en los tribunales una creciente tendencia a otorgar custodias compartidas de los hijos a ambos cónyuges para preservar el interés del menos que no ha de verse privado de su entorno ni de uno u otro progenitor.

Lo verdaderamente extraño es la sentencia que el pasado 15 de junio de 2016 otorgó el Tribunal Supremo. La Audiencia Provincial de Vizcaya había dictado sentencia a favor de otorgar la custodia compartida a los padres de una menor. El caso comenzó cuando tras la separación de los progenitores, el juzgado de Bilbao falló dar la custodia de la hija al padre, pues se encontraba desempleado en aquellos momentos y disponía de un tiempo mayor que la madre para el cuidado de la menor, pues la mujer regentaba un negocio hostelero que le ocupaba la mayor parte del día.

La madre de la menor recurrió esta sentencia porque la situación cambió y en aquellos momentos llegó a ser justamente la contraria, la madre estaba ahora desempleada y el padre regentaba el negocio de hostelería.

La Audiencia Provincial de Vizcaya resolvió el 30 de junio de 2015 que lo mejor para la menor sería la custodia compartida, teniendo ambos progenitores la custodia de la menor en semanas alternas.

Pero esta vez fue el padre quien recurrió esta sentencia ante el Tribunal Supremo, que, como hemos anticipado antes, ha establecido que no se puede otorgar la custodia compartida si ninguno de los progenitores la solicita y, de esta manera, ha devuelto los autos a la Audiencia Provincial de Vizcaya instándole a que cambie la sentencia de custodia compartida.

Fuente: http://www.elderecho.com/actualidad/Supremo-establece-no-otorgar-custodia-compartida-nadie-solicita_0_97237516