INVESTIGACIÓN PRIVADA VS ESPIONAJE

INVESTIGACIÓN PRIVADA VS ESPIONAJE

De todos es sabido que, a pesar de la importancia del papel social que juega la figura del detective privado, no suele ir de la mano con el prestigio social que tiene nuestra profesión.

A lo largo de la historia hemodrone-1434971__180s podido oír desde apodos usados hace algunas décadas para referirse a los profesionales de la investigación privada, tales como “huelebraguetas”, hasta un término que en ocasiones tiene tintes despectivos: Hablamos de las palabras “espía”, “espiar” o “espionaje”.

Ciertamente existe una gran confusión entre los términos “detective privado” y “espía”, de manera que a veces nos encontramos con personas que nos preguntan si nos dedicamos a espiar a otras y cosas parecidas. Quizás sea difícil distinguir entre ambos términos pero podríamos decir que la diferencia entre un detective privado y un espía es parecida a la que hay entre un pirata  y un corsario, radica en la legalidad.

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, “espionaje” es “la acción de espiar” (entendido como acechar), pero también “la actividad  secreta  encaminada  a  obtener información sobre un país, especialmente  en  lo  referente  a  su  capacidad  defensiva y ofensiva” y además “la actividad dedicada  a  obtener  información fraudulenta en diversos campos, (espionaje científico, industrial)”.

Por otra parte, la misma institución define el término “investigación” como “la acción y el resultado de investigar”, e “investigar” como  “indagar para descubrir algo” o “indagar  para  aclarar la conducta de ciertas personas sospechosas de actuar ilegalmente”.

Además “detective” queda definido por el DRAE como “policía particular que practica investigaciones reservadas y queen ocasionesinterviene en  los procedimientos judiciales”.

Creemos que queda patente que las connotaciones de la palabra espía son ciertamente negativas, frente a las de la palabra investigación o detective que apuntan más a la averiguación y la indagación, desde el lado de la legalidad.

La figura del detective privado está amparada por la ley. En primer lugar, todos los aspectos relacionados con su actividad están regulados por la Ley de Seguridad Privada 5/2014 de 4 de abril, en cuyo artículo 48 recoge que los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con los siguientes aspectos:

  1. Los relativos al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados”.
  2. La obtención de información tendente a garantizar el normal desarrollo de las actividades que tengan lugar en ferias, hoteles, exposiciones, espectáculos, certámenes, convenciones, grandes superficies comerciales, locales públicos de gran concurrencia o ámbitos análogos.
  3. La realización de averiguaciones y la obtención de información y pruebas relativas a delitos sólo perseguibles a instancia de parte por encargo de los sujetos legitimados en el proceso penal”.

De igual manera, en la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000 de 7 de enero, en su artículo 265.1.5.º podemos leer que “A toda demanda o contestación habrán de acompañarse:

5.º Los informes, elaborados por profesionales de la investigación privada legalmente habilitados, sobre hechos relevantes en que aquéllas apoyen sus pretensiones. Sobre estos hechos, si no fueren reconocidos como ciertos, se practicará prueba testifical”.

Por tanto, todos tenemos que velar porque el uso de los dos términos sea el correcto pues el mal uso va en detrimento de una profesión tan digna como es la de hacer valer los derechos de las personas que nos encargan las investigaciones.

LOGIA DETECTIVES somos detectives en Sevilla y deseamos que este artículo haya resultado de su interés