LOS DETECTIVES PRIVADOS Y EL COMPLIANCE

El compliance (o compláians , como ha de leerse esta vpuenteoz inglesa), se ha puesto de moda en el mundo legal y empresarial. Todo el mundo habla de él e incluso se ha creado una nueva profesión, el compliance officer. Pero no todos saben o entienden de qué se trata. El objetivo de este texto es esclarecer este término y mostrar cómo, una vez más, los detectives privados en Sevilla resultamos de una utilidad insospechada para muchos.

El compliance no es más que el cumplimiento normativo al que se ven sometidas todas las empresas. Todos sabemos que hay una serie de normas que las empresas deben cumplir, relativas a la salud en el trabajo, la prevención de riesgos laborales, la protección de datos, etc.

Pues bien, a raíz de la modificación del  Código Penal que tuvo lugar en al año 2010 y con la posterior reforma del mismo en el 2015, las empresas, como personas jurídicas que son, comenzaron a tener no solamente responsabilidad civil de sus actos sino también responsabilidad penal, en el caso de que se produjeran delitos. Esto quiere decir que cuando se comete un delito en nombre de una empresa o por sus representantes o administradores, la empresa es responsable penal del delito, pudiendo llegar a enfrentarse la empresa o sus representantes a graves penas incluso de prisión. Pero la ley va más allá de todo ello, pues el Código Penal también hace responsable penal a la empresa si la misma no ejerce el debido control sobre sus empleados para prevenir la comisión de delitos por parte de estos últimos.

La cosa se pone difícil para las empresas, de ahí la importancia de velar por el cumplimiento de toda la normativa, o compliance.

Sin embargo, la buena noticia es que las empresas pueden eludir su responsabilidad penal si ponen los medios para controlar la posible comisión de delitos. Y ahí es donde, aparte de los compliance officers, entramos los detectives privados en escena.

¿Cómo podemos los detectives privados en Sevilla ayudar a las empresas en materia de compliance? Pues bien, a veces, es imposible para la empresa ejercer el debido control sobre todos los empleados. El detective privado puede detectar si se están cumpliendo o no las normas por medio de la tecnología. Los detectives privados en Sevilla estamos habilitados por el Ministerio del Interior para colocar determinados dispositivos en determinados lugares inaccesibles por la propia naturaleza de la labor realizada por la empresa, y de esta manera, ejercer el control que la empresa, por sí sola o incluso con la ayuda de los compliance officers, no puede.

La prueba aportada por los detectives privados en Sevilla es fundamental para eludir la responsabilidad penal en caso de que se cometa el delito y muchas veces los empresarios saben que alguno de sus empleados hace algo que es contraproducente pero no lo pueden probar. En esos casos los detectives privados resultamos vitales pues no solamente demostramos la comisión del delito por parte de la persona autora del mismo, sino que además ayudamos a la empresa a eludir la responsabilidad penal al constituir para ella el elemento de control del que carecían.

Logia Detectives, como detectives privados en Sevilla, podemos ayudarle si usted es empresario. Contacte con nosotros para mayor información.