LOS DETECTIVES Y LOS HOTELES

entrance-953680__180

Estando en pleno verano, a nadie sorprende que los hoteles en las costas españolas estén a pleno rendimiento. En épocas no estivales, son muchas las ciudades españolas que cuentan con gran número de hoteles con alta ocupación, bien de turistas, bien de ejecutivos o trabajadores de empresas que acuden a eventos organizados en esas ciudades.

Los hoteles son establecimientos públicos que permanecen abiertos las 24 horas del día durante los 365 días del año. En muchas ocasiones, dependiendo de la capacidad de los mismos, podrían considerarse como pequeñas ciudades.

La finalidad de un buen hotel es proporcionar a sus clientes un ambiente confortable y seguro para que se sientan como en su casa.

Desde el punto de vista de la seguridad, los hoteles son considerados como susceptibles de contener altos riesgos de seguridad. No solamente nos referimos a los riesgos genéricos que podrían darse en cualquier edificio, como catástrofes naturales, climatología adversa, etc., sino además el simple hecho del trasiego de clientes por las instalaciones del hotel conlleva una serie de riesgos que han de ser analizados y tenidos en cuenta en el Plan de Seguridad del hotel. Este plan de seguridad ha de ser diseñado por el Director de Seguridad del hotel. Para llevar a cabo el plan de seguridad, el hotel ha de contar con los medios técnicos adecuados, sin olvidar la importancia de los medios humanos que se destinen a la seguridad del establecimiento y las personas que se alojen o visiten las instalaciones del hotel. El personal de seguridad privada en hoteles puede ser uniformada o no uniformada. La vigilancia uniformada es realizada por vigilantes de seguridad y suele tener un carácter disuasorio, además de que hace aumentar la percepción de seguridad del cliente del hotel.

La vigilancia no uniformada en hoteles ha de ser desempeñada única y exclusivamente por detectives privados, como recoge la Ley de Seguridad Privada 5/2014 en su artículo 48, donde podemos leer literalmente:

Artículo 48. Servicios de investigación privada.

  1. Los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con los siguientes aspectos: […]
  2. b) La obtención de información tendente a garantizar el normal desarrollo de las actividades que tengan lugar en ferias, hoteles, exposiciones, espectáculos, certámenes, convenciones, grandes superficies comerciales, locales públicos de gran concurrencia o ámbitos análogos.”

La labor de los detectives privados en establecimientos hoteleros cubre un amplio rango de actuación, tal como la detección de mala praxis profesional, prevención y detección de posibles hechos delictivos, garantizar a los clientes una estancia sin incidentes, control de la pérdida desconocida.

Los detectives en Sevilla aconsejamos a las cadenas hoteleras que contraten los servicios de detectives en Sevilla y en todas las provincias españolas, pues el desprestigio que puede suponer a una empresa de estas características el haber sido objeto de algún tipo de incidente, hurto, vandalismo, o cualquier tipo de acción que haga a los clientes percibir que se están alojando en un lugar inseguro, puede llevar a que esa mala reputación se traduzca en un bajada considerable de clientes y, consecuentemente, en pérdidas económicas.

Logia Detectives somos detectives en Sevilla.