¿PUEDEN LOS DETECTIVES INVESTIGAR DELITOS?

Detectives delitosA través de las redes sociales hemos planteado una pregunta a nuestros seguidores, en un intento de acercar la figura del detective privado a la sociedad.

 Como detectives en Sevilla, somos conscientes del gran desconocimiento general que existe sobre nuestra profesión, no sólo por parte de la ciudadanía de a pie, sino también por parte de sectores relacionados con la justicia o incluso la seguridad, ya sea pública o privada.

 La pregunta en cuestión pedía al participante decidir si los detectives en España estamos legalmente habilitados para realizar investigaciones de hechos que entran en el ámbito penal, es decir, ¿podemos los detectives en España investigar delitos?

 Ciertamente todas las personas que han respondido a esta pregunta tienen su parte de razón, al tiempo que ninguna de ellas ha respondido correctamente.

 Y es que las verdades absolutas, si existen, se darán en todo caso en el campo de las ciencias exactas, pero jamás en donde entre en juego la naturaleza humana.

 Como siempre, nos ceñimos a la ley que regula la actividad del detective privado, la 5/2014 de 4 de abril. En su artículo 48.1.c) dice literalmente que “los servicios de investigación privada, a cargo de detectives privados, consistirán en la realización de las averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados relacionados con […]
c) La realización de averiguaciones y la obtención de información y pruebas relativas a delitos sólo perseguibles a instancia de parte por encargo de los sujetos legitimados en el proceso penal”.

 Por tanto, aquéllos que contestaron que los detectives en España “sí “podemos investigar delitos tienen razón, aunque les faltaría añadir el matiz de “delitos sólo perseguibles a instancia de parte”.

Y todos aquéllos que contestaron que “no” también tienen razón, a falta del matiz “a excepción de los delitos sólo perseguibles a instancia de parte”.

Los detectives en España podemos investigar pues los delitos privados, es decir, injurias y calumnias (los llamados delitos contra el honor), pero, además, los delitos semipúblicos, también llamados semiprivados. Para aclararnos, en los delitos semipúblicos, la fiscalía puede perseguir estos hechos penalmente siempre y cuando las víctimas de los mismos presenten denuncia previamente.

De esta manera, el abanico de delitos que pueden ser investigados por detectives en España se abre considerablemente, abarcando no solamente las injurias y calumnias, sino también los siguientes:

  • Delitos sexuales de acoso, agresiones y/o abusos.
  • Aplicar técnicas de reproducción asistida a una mujer sin que haya dado su consentimiento de manera expresa.
  • Los delitos de descubrimiento y revelación de secretos.
  • Delitos contra la propiedad intelectual, contra la propiedad industrial y los delitos que perjudican el mercado y a los consumidores.
  • El incumplimiento de las obligaciones legales de asistencia derivadas de la patria potestad, la tutela, la guarda o el acogimiento familiar.
  • El impago por un período de dos meses consecutivos (o cuatro meses alternos) de la pensión de alimentos o de todo tipo de prestación económica destinada al bienestar del cónyuge y/o de los descendientes.
  • Cuando por una imprudencia grave, se originen daños cuyo valor excede de los 80.000 euros.
  • Delitos societarios.
  • Cuando por imprudencia leve se cometa un delito que acabe con la vida de una persona o que le ocasione lesiones constitutivas de delito.
  • Las amenazas en grado leve con armas o cualquier instrumento peligroso, salvo que dicha amenaza se produzca en legítima defensa, y las amenazas, la coacción, las injuria o las vejaciones en grado leve.
  • Lesiones por imprudencia grave.

Huelga decir que en cualquier investigación que vaya por la vía civil, laboral o mercantil, que realicen detectives puede darse el caso de descubrir que se está cometiendo un delito de los perseguibles de oficio, o sea, de los públicos. En estos casos, el detective está obligado a poner inmediatamente en conocimiento de los FFCSE la comisión del delito y de proporcionarles toda la información que le sea demandada.

Como ejemplo, traemos una sentencia de la Audiencia Provincial de Valladolid, de 2016, donde, ante un delito leve de daños, el informe del detective fue determinante. Los detectives fueron contratados por el propietario de unos terrenos donde con frecuencia aparecían daños en el vallado. Con la acción de los detectives, se pudo obtener las pruebas para denunciar al delincuente que ocasionaba estos daños. Los detectives además de grabar la acción delictiva del presunto delincuente, informaron del delito a la Guardia Civil, que, a través de las grabaciones y del seguimiento que los detectives hicieron al presunto delincuente para conocer su domicilio, pudieron identificarlo y detenerlo.

https://www.iberley.es/jurisprudencia/sentencia-penal-n-276-2016-ap-valladolid-sec-2-rec-961-2016-25-11-2016-47696307?voces%5B0%5D=Detective+privado&noIndex

Como ya sabe usted, querido lector, si se encuentra en alguna situación similar, no dude en contactar con Logia Detectives en Sevilla y le asesoraremos en todo lo relativo a este asunto.

Logia Detectives. Detectives en Sevilla