SERVICIOS DE DETECTIVES PRIVADOS EN VIOLENCIA DE GENERO

SERVICIOS DE DETECTIVES PRIVADOS EN VIOLENCIA DE GENERO

DETECTIVES EN SEVILLA, SERVICIOS DETECTIVES PRIVADOS, DETECTIVES PRIVADOS SEVILLA

violencia-genero-postTema escabroso donde los haya, la violencia de género. Lacra de la sociedad del siglo XXI.

Octubre de 2015, 36 mujeres en España han muerto a manos de su pareja o expareja. A mi parecer es un dato escalofriante, pues estamos hablando de vidas humanas. Con estos datos cabe una pregunta ¿SE PODÍA HABER HECHO ALGO MÁS PARA SALVAR LA VIDA DE ESTAS MUJERES? Desde mi humilde opinión la respuesta es afirmativa. Creo que los servicios de detectives privados podrían utilizarse para asegurarse que un condenado por violencia de genero no incumpla la orden judicial de alejamiento sobre su victima, pues la seguridad privada nace para cubrir donde la seguridad pública no puede llegar.

Asunto aparte es el del acceso a los datos sobre condenados por violencia de género, dando lugar esto a situaciones peligrosas. Explico el caso con un ejemplo real estudiado en las universidades españolas donde se imparten las asignaturas propias para la habilitación para poder ejercer servicios de detectives privados.

Al despacho de un detective privado le llegó un hombre divorciado con dos hijos con el objeto de investigar el trato que daba su ex pareja a sus hijos. Una vez efectuadas las comprobaciones oportunas y formalizada la hoja de encargo profesional, este compañero procedió a iniciar la investigación. Todo marchaba perfectamente, hasta que la investigada estacionó su vehículo en una zona reservada indicada con unos distintivos que al detective privado llamó la atención. Este astuto profesional indagó sobre el significado de dichos distintivos, comprobando que la investigada se dirigía a una casa de acogida para mujeres victimas del maltrato de género. Comunicado esta cuestión a los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, se descubrió que sobre el ex marido de la investigada y cliente del despacho de detectives privados recaía una orden de alejamiento sobre la víctima, mal asunto éste, pues el objetivo del cliente no era el indicado, sino averiguar donde residía su ex mujer para poder ejercer sobre ella un control y, quien sabe,  si ejercer de nuevo violencia física sobre ella.

Con toda esta perorata, lo que se intenta explicar es que si los despachos de detectives privados tuviéramos acceso a ciertos datos se evitarían situaciones tan incómodas como la ocurrida al compañero.