SERVICIOS DETECTIVES PRIVADOS, UNA PROFESIÓN SIN RUTINAS

SERVICIOS DETECTIVES PRIVADOS, UNA PROFESIÓN SIN RUTINAS

Investigacion PrivadaDetectives en Sevilla, servicios detectives privados, detectives privados Sevilla.

Levantarse todas las mañanas de lunes a viernes a la misma hora.

Descansar los fines de semana.

Tener un horario fijo de trabajo.

Salir de casa y dirigirte siempre al mismo lugar de trabajo.

Ver a las mismas personas día tras día.

Hacer todos los días el mismo número de comidas y a la misma hora.

Dormir todos los días en el mismo sitio y el mismo número de horas.

Hacer siempre el mismo trabajo de manera casi mecánica…

… de todas estas cosas y de algunas más se compone la rutina.

Si decidí dedicarme a la profesión de detective privado fue, en parte, porque necesitaba huir de todo esto, huir de la rutina.

Tras varios puestos de trabajo en diferentes empresas, durante la época en que aún en España podías con cierta facilidad cambiar de trabajo, me di cuenta que me gustaba mi trabajo (el que fuera) mientras aún era algo nuevo, algo por descubrir. En el momento en que en el puesto de trabajo que fuera, todo estaba descubierto y lo que quedaba ya era repetir una y otra vez lo ya aprendido, el trabajo perdía interés para mí.

Me gusta ser detective privado porque cada día es diferente a todos los demás. Los horarios son distintos, los lugares son distintos, las personas son distintas. Lo que conseguimos con nuestras investigaciones es la mayor parte de las veces asombroso.

Entiendo que no todo el mundo está preparado para levantarse un día en su casa y comenzar su trabajo en una ciudad para terminar ese día en una ciudad distinta, por ejemplo. Este es otro de los atractivos que para mí tiene la profesión de detectives privados. Te da la oportunidad de conocer lugares nuevos, ciudades nuevas, pueblos que ni sabías que existían, ambientes diferentes.

En definitiva, la profesión de detective privado es dura porque conlleva una dificultad para conciliar el trabajo con la vida familiar, por ejemplo.

 Pero esas cosas que la hacen ser una profesión dura, le aportan las características necesarias para que en el detective privado no decaiga el entusiasmo y la ilusión que se tiene al trabajar por primera vez.