ZAPATERO A TUS ZAPATOS ( La habilitación del detective privado)

A menimagesudo nos encontramos en los despachos de detectives en Sevilla con un pequeño escollo, se trata de cuando aceptamos un encargo y empezamos a realizar el trabajo de campo, y al iniciar ese trabajo, justo en los primeros compases del seguimiento, el investigado mira muchas veces hacia atrás, si va conduciendo un coche y al llegar a una rotonda, el investigado realiza dos veces la misma rotonda, circula por calles sin tránsito alguno y sin llevarnos a ninguna parte. Esto quiere decir que el trabajo anda algo “quemado”, o lo que es lo mismo, el investigado “se encuentra mosca”, pues hace días que lo están siguiendo y él mismo se ha dado cuenta de ello. ¿Por qué se produce este fenómeno? Principalmente por dos motivos:

  • Ya existía una investigación anterior y el profesional que lo llevaba a cabo no tenía mucha pericia.
  • El cliente para ahorrarse una cantidad de dinero ha hecho el seguimiento por su cuenta, por él mismo, o ha llamado a un amigo o familiar, claro, lógicamente sin las enseñanzas propias que se aprenden en los tres años que dura la formación del detective privado en España, además con el problema subsiguiente que si la investigación no se hace por un profesional debidamente habilitado, el informe realizado tiene el mismo valor judicial que un catálogo de grandes almacenes.

El resultado suele terminar con un aumento en los honorarios a pagar por parte del cliente, o bien no se obtienen los resultados  esperados, pues el investigado ha puesto el debido celo para que no se le sorprenda haciendo la actividad fraudulenta.

Querido lector, si usted se encuentra ante la necesidad de realizar una investigación privada, por favor contacte con profesionales habilitados por el Ministerio del Interior, pues si lo hace por ahorrarse un dinero, al final suele ser más costoso, pues no suelen obtenerse los resultados deseados. La tarifas de los detectives privados, pueden parecer altas, pero hay que tener en cuenta aspectos, como la cualificación profesional, y pensar que no todo se resume al trabajo de campo, después de ese trabajo, hay una labor de edición de video y de redacción del correspondiente informe, que a menudo suele ocuparnos la misma cantidad de tiempo que se ocupó con el citado trabajo de calle.